Un Sí al Amor

25/10/2021
Rita, Geraldyn y Loli nos comparten algunas palabras desde la casa de formación de Europa. Un hermoso testimonio de tres jóvenes que se lanzan en una etapa de discernimiento para descubrir cómo quieren seguir a Jesús.
En las últimas semanas, en la Casa de formación hemos escuchado o dicho muchísimas veces una palabra poco común en nuestro mundo de hoy. En distintos contextos, con diferentes personas y diversos lugares. Para nosotras es una palabra que expresa el camino de seguimiento a Jesús que estamos realizando. Es discernimiento, es parte del proceso de la opción de vida que cada vez vemos con más claridad que es la que queremos o, mejor dicho, la que Dios quiere para nosotras. Y nosotras, libremente y alegres decimos Sí. Es acercarnos a nuestra esencia y por ello, a una vida vivida desde el amor, el servicio, la entrega, concretada en esta familia Vedruna…

Esa palabra es: noviciado. Y el noviciado Vedruna es lo que estamos realizando, algunas desde este curso 2021-2022, y otra desde el año pasado. El paso o celebración oficial de comienzo fue el pasado 12 de octubre en nuestra casa, la Casa de formación Vedruna en Villaverde Alto, Madrid.


Pudimos agradecer, orar juntas, seguir poniendo nuestras vidas en manos de Dios rodeadas de familiares, seres queridos, amigos del CPJV, Hermanas de comunidades de Madrid, así como del Equipo Provincial al completo que, con sencillez y alegría, pudo acercarse para celebrar con nosotras.


Estos días hemos recibido y nos siguen llegando mediante diversos medios, mensajes, palabras de ánimo, llamadas, notas de voz que nos acercan y nos posibilitan sentirnos más unidas, más en familia… También sabemos que las oraciones de muchas comunidades han estado ahí, latentes. Por eso, en unas líneas os queremos devolver unas palabras:
– Hermanas: ¡GRACIAS! A cada una. Por vuestro testimonio de vida entregada en absoluto. Por vuestra pasión por el Reino y seguimiento a Jesús recorriendo lugares recónditos de nuestro mundo; abrazando tantas necesidades al calor del Evangelio.
– Familia Vedruna ampliada y amigos: Vuestro aire fresco nos llena de vida. Cada día nos recordáis que todos, desde nuestras distintas opciones de vida somos necesarios para mantener viva la llama de nuestro carisma Vedruna. De corazón, ¡Gracias!
– Jóvenes Vedruna: En esta etapa preciosa de la vida, os regalamos una frase de santa Joaquina de Vedruna: «confianza que con Jesús y teniendo a Jesús, todo sobra». A veces nuestro mundo asusta, sorprende, cuesta ir a nuestro ser más profundo, pero, tened mucha confianza, que el encuentro personal con Jesús lo colma todo.


Con todo esto, nos despedimos. Deseosas de seguir haciendo camino a lo largo de este curso, aprovechando el tiempo en las tareas que ahora nos demanda esta etapa de noviciado, ahondando en la relación con Jesús y gustando cada día más el regalo que es seguirle en la Familia Vedruna. Con el corazón agradecido al Dios de la Vida porque sigue alentando y mostrando su rostro a cada persona y realidad.


Con mucho cariño.
Rita, Loli y Geraldyn
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies